Aprovecha la discriminación horaria y reduce la factura de la luz

Aprovecha la discriminación horaria y reduce la factura de la luz 

¿Qué es la discriminación horaria? 

La legislación española referente al sector eléctrico prevé diferentes tipos de tarifas de acceso que pueden hacer reducir la factura de luz. Para los usuarios domésticos, las más comunes son dos: una sin discriminación horaria (2.0A), en la que el precio por kWh siempre es el mismo, y otra con discriminación (también conocida como 2.0DHA), en la que se establecen dos precios según el horario de consumo.

La DHA tiene la única finalidad de reducir el importe de la factura de la luz y se divide en dos periodos:

En invierno (de noviembre a abril)

  1. Periodo punta: de 12.00 a 22.00
  2. Periodo valle: de 22.00 a 12.00

En verano (de mayo a octubre)

  1. Periodo punta: de 13:00 a 23:00
  2. Periodo valle: de 23:00 a 13:00

Si ya tienes contratada tu tarifa con DHA y tu comercializadora te aplica la discriminación correctamente, lo verás reflejado en los datos de consumo de tu factura, donde se mostrará un P1 (periodo 1: punta) y un P2 (periodo 2: valle). En cualquier caso, todas las comercializadoras deben informar de la tarifa de acceso contratada en los datos de contrato que constan en la factura.

Por lo general, la discriminación horaria genera ahorro en la factura cuando el consumo en periodo valle es superior al 33 % del consumo total.

 

¿Ya sabes cuál es tu tarifa? 

¿Sabes si tienes contratada la tarifa con discriminación horaria o sin? ¿Sabes ver en tu factura cuál es el precio que estás pagando en el periodo punta y en el periodo valle? Si estás dentro del mercado regulado, tu comercializadora de referencia te podrá ofrecer tarifas 2.0A o 2.0DHA. 

En Barcelona Energía, siguiendo con nuestro valor de transparencia y claridad en nuestras comunicaciones, todas nuestras tarifas tienen una variante con discriminación horaria, y tú, como usuario, eres quien decide si quiere contratarla según tus hábitos de consumo. Consulta el precio de los dos periodos aquí. Además, nuestros asesores, buscando siempre la optimización tanto de la energía como de la factura, una vez tienen un histórico razonable y fiable de tu consumo (normalmente de 3 meses), realizan un estudio para saber si te convine o no pasarte a DHA.

 

Aprovecha la DHA para reducir el importe de la factura 

La filosofía básica de la discriminación horaria es saber organizarse los horarios de consumo para centrarlo en las horas valle y evitarlo en las horas punta, en la medida de lo posible. Ahora bien, ¿cómo lo hacemos? Te proponemos algunos consejos:

  1. Cocinar antes de las 22 h es más caro. Te proponemos posponer un poco la hora de ir a dormir o que te levantes un poquito antes para cocinar en las horas valle. Además, si aprovechas para cocinar dos comidas seguidas (por ejemplo, cena y comida), mejorarás la eficiencia energética.
  2. Las lavadoras, para el fin de semana antes de las 12 h. La contaminación acústica es un problema recurrente dentro de las comunidades de vecinos. No hace falta encender la lavadora de madrugada; si acumulas ropa y el fin de semana dedicas la mañana a hacerlas, reducirás el coste y no tendrás quejas de los vecinos.
  3. El lavavajillas y la secadora serán más baratos antes de las 12 h. Son dos electrodomésticos prescindibles, pero si eres de los que todavía los utiliza, puedes aprovechar a ponerlos en marcha por la noche. No hacen tanto ruido como la lavadora. Igualmente, recuerda que hasta las 12 h todavía estamos en horas valle.
  4. El termo de agua eléctrico lo puedes programar para que funcione durante la madrugada. Si eres de los que tiene termo eléctrico, un muy buen consejo es programarlo para que caliente el agua durante la noche. De esta manera, lo estarás utilizando en periodo valle y tendrás agua caliente para ducharte por la mañana.
Compartir: