¿Quién dice que ahorrar energía en época de frío no es posible? ¡Te ofrecemos 5 recomendaciones!

¿Quién dice que ahorrar energía en época de frío no es posible? ¡Te ofrecemos 5 recomendaciones!

Llega el otoño, y los árboles mudan sus hojas: el color verde cambia a un color amarillo anaranjado, hasta que finalmente se secan y caen al suelo. Este es uno de los primeros síntomas de que ha llegado el frío y tenemos que protegernos de él, pero ahorrar energía durante esta época es más fácil de lo que parece: solo hace falta tener buenos hábitos de consumo.

¿Te apuntas? Te ofrecemos 5 recomendaciones.

 

1. Aprovecha la luz del sol.

Durante esta temporada hay menos horas de sol, así que las que tenemos debemos aprovecharlas. Durante el día, sube las persianas para permitir que entre el sol; eso sí, por la noche bájalas para que el calor no se escape.

2. Aísla térmicamente el interior de la casa.

Lo conseguirás cerrando bien las ventanas y las puertas. Mantener la temperatura es muy importante para ahorrar energía y sentirte bien en casa.

3. Rompe la obsesión con la calefacción.

Somos conscientes de que es inevitable usar la calefacción, pero tampoco debemos depender de ella. Según el Instituto por la Diversificació y el Ahorro Energético (IDAE), la temperatura ideal oscila entre los 19 y los 21º. Recuerda que ir en tirantes por casa no es óptimo, ni por el gasto de energía que genera ni por el gasto económico que provoca.

4. Ventila la casa a primera hora.

Es un hecho: ventilar es una necesidad, pero con 10 minutos al día es suficiente. De esta manera daremos tiempo a que el aire fresco entre completamente, pero no se quedará retenido en las paredes ni en el suelo.

5. Considera el termostato tu mejor amigo.

El termostato es una herramienta muy eficaz que permite programar el encendido y apagado de la calefacción. Sobre todo, recuerda programarla para que se apague mientras duermes; en la cama, cuando estamos arropados y en pijama, la calefacción solamente nos hace sudar y no nos ayuda a ahorrar.

 

Ahorrar energía implica reducir la factura de la luz, y eso solo se consigue con un consumo más responsable. ¡No seas el último en tomar conciencia!

 

 

Compartir: